ADR

La abreviatura ADR significa “Acuerdo Europeo sobre el Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por Carretera” y se refiere al “Acuerdo Europeo relativo al Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por Carretera” en francés. El ADR comprende reglamentos para el transporte por carretera en lo que respecta al embalaje, la sujeción de la carga, la clasificación y el etiquetado de las mercancías peligrosas. Se adoptaron por primera vez en Ginebra en 1957. Hoy en día, todos los miembros de la UE son también signatarios de la ADR. La solución alternativa de controversias se hizo efectiva mediante su aplicación en la legislación nacional respectiva.

Así pues, las disposiciones del ADR están ancladas legalmente y son, por tanto, obligatorias para el transporte de mercancías peligrosas. Además, la ADR regula la forma en que se manejan y sancionan las infracciones o el incumplimiento total de los reglamentos.

Cada dos años, las regulaciones de la ADR son revisadas y adaptadas para reflejar el último estado de la técnica y la ley.

Contenido del ADR

Las disposiciones del ADR vinculantes para los Estados Miembros signatarios se dividen en el Volumen I y el Volumen II y comprenden un total de nueve capítulos o partes que regulan el transporte internacional de mercancías peligrosas.

  • Parte 1 – Disposiciones generales
  • Parte 2 – Clasificación: Clase de mercancía peligrosa (clases ADR)
  • Parte 3 – Lista de mercancías peligrosas, disposiciones especiales y exenciones relativas al transporte de mercancías peligrosas embaladas en cantidades limitadas
  • Parte 4 – Disposiciones relativas al uso de embalajes y tanques
  • Parte 5 – Disposiciones para el despacho
  • Parte 6 – Construcción y prueba de embalajes y tanques
  • Parte 7 – Disposiciones para el transporte, carga, descarga y manipulación
  • Parte 8 – Requisitos para la tripulación, el equipo, la operación de los vehículos y la documentación
  • Parte 9 – Requisitos para la construcción y aprobación de vehículos

En el reglamento se describe sobre todo la forma en que las mercancías que se van a transportar deben clasificarse como mercancías peligrosas y las medidas de seguridad correspondientes que deben adoptarse. Además, se describe también la documentación del transporte de mercancías peligrosas, las obligaciones de seguridad de las personas involucradas y la correspondiente instrucción de las personas específicamente involucradas. Entre ellos se encuentran el remitente, el cargador, el transportista y también el destinatario de la carga de mercancías peligrosas. Un componente importante es también el manejo en caso de emergencia en caso de daños.

ADR – Seguridad en el transporte de mercancías peligrosas

El ADR sirve a la seguridad en el tráfico vial y requiere el manejo capacitado de las mercancías peligrosas. Los conductores de transportes de mercancías peligrosas deben tener un permiso de conducción de mercancías peligrosas, un certificado ADR. Para obtener el certificado de ADR se requiere un curso de capacitación y la posterior aprobación de un examen teórico. Además, el certificado de ADR debe renovarse cada cinco años con una formación de actualización y un examen.

Sin embargo, según el ADR, todos los que participan en el transporte y la manipulación de mercancías peligrosas deben demostrar también que tienen la experiencia adecuada en la manipulación de mercancías peligrosas y en los reglamentos sobre mercancías peligrosas. Las empresas de logística que se ocupan del transporte de mercancías peligrosas deben nombrar a un oficial de mercancías peligrosas.

Los vehículos que han de transportar mercancías peligrosas también requieren la aprobación del ADR. La aprobación se concede en función de las mercancías peligrosas que los vehículos pueden transportar. Para el transporte de mercancías peligrosas se dispone de las siguientes clases de vehículos:

  • vehículos cisterna o de batería no conformes a las otras clases – AT
  • “unidad móvil de fabricación de explosivos”, vehículos para el procesamiento de explosivos – MEMU

El registro ADR del vehículo debe ser renovado cada año en una inspección técnica. Al igual que la inspección general de los vehículos de motor, la inspección específica de la ADR también es realizada por un organismo de inspección oficialmente reconocido y sólo éstos tienen derecho a renovar el registro de la ADR.

Volver